Blog de Estrategia y Marketing Digital

Cómo analizar a tu competencia

Cómo analizar a tu competencia – Guía completa

Analizar a los competidores es un paso esencial a la hora de determinar la estrategia a seguir.

Por eso, cuando empezamos con un negocio, o cuando nos llega un nuevo cliente que quiere que nos encarguemos de su estrategia de marketing digital, cuando queremos lanzar un nuevo producto o servicio, o simplemente una vez cada cierto tiempo, es importante darle un repaso a nuestra competencia para ver qué podemos hacer mejor que ellos y qué están haciendo ellos mejor, de forma que podamos coger nuevas ideas y mejorar.

Analiza a tus competidores y descubre cómo ser mejor que ellos. Click Para Twittear
 

Los objetivos principales de un análisis de los competidores son:

  • Saber quiénes son realmente tus competidores.
  • Identificar oportunidades de negocio.
  • Detectar elementos para diferenciarte.
 

A continuación vamos a desgranar todos los pasos para analizar a tu competencia (y petarlo):

 

Descubre quién es tu competencia

Para ello seguimos los siguientes pasos:

  • Seguramente ya tengas fichadas a varias empresas que consideras tu competencia y otras tantas a las que te gustaría parecerte. Apúntalas todas.
  • Realiza una búsqueda en Google con palabras clave relevantes para tu negocio, como los servicios o productos que ofreces, y descarta los resultados que no sean competencia (es probable que te aparezcan resultados de noticias, foros, etc.).
  • Introduce tu dominio en Semrush para ver qué competidores tienen más palabras clave en común contigo. También puedes introducir una palabra clave en la opción “analíticas de palabras clave”.
 

Filtra qué competidores vas a analizar

En este punto veo importante analizar tanto a los competidores directos como a los referentes de tu sector de forma que puedas coger ideas de los que, por ahora, han conseguido llegar más lejos.

Eso sí, que no se te vaya demasiado la cabeza, coge 3 empresas para empezar. Más adelante, si consideras que no has recabado suficiente información, analiza alguna otra.

 

Analiza su web minuciosamente

Navega por la página como si fueras un posible cliente. Anota y haz pantallazos. Analiza toda la web de forma crítica, buscando tanto posibles mejoras como buenas prácticas.

Algunos puntos interesantes que debemos analizar son:

  • Cómo está estructurada la home: qué información ofrece, de qué manera, etc.
  • Cómo es el diseño de la web: colores, tipos de imágenes, etc.
  • Cómo están estructuradas las categorías y de qué forma se ofrecen. Cuántos clics hay que hacer para llegar a una página de producto/servicio.
  • Cómo es su página de venta (producto o servicio).
  • Fíjate si tienen ciertos datos visibles, como los datos de contacto, redes sociales, etc
  • ¿Tienen buscador? ¿Cómo se ofrece la información cuando buscas algo?
  • Qué información ofrecen en el footer: ¿datos de contacto? ¿redes sociales? ¿lo aprovechan para hacer linkbuilding interno?
  • Cómo es la navegación, se pierde en algún momento, hay breadcrumbs, etc.
  • En el caso de los e-commerce, analiza muy bien cómo se desarrolla el proceso de compra, cómo funciona el carrito, cómo es su página de información sobre pedidos, métodos de devolución, garantías, formas de pago, etc.
 

Analiza su estrategia de contenidos

El contenido es la base de todo negocio online. Gracias a él conseguirás posicionarte en buscadores y generar confianza. Con estos 2 detalles, la venta está mucho más cerca.

Algunos de los puntos que debes analizar son:

  • Tienen blog, qué tipo de contenido publican, qué interacción tienen, etc.
  • Tienen algún otro tipo de contenido como noticias, guías, tutoriales, inspiración, etc.
  • Tienen foro o algún tipo de contenido creado por usuarios (reviews).
  • Realizan acciones de algún tipo para aumentar ventas o conseguir notoriedad (concursos, etc.).
 

Analiza sus redes sociales

Las redes sociales se han convertido en el gran canal de atención al cliente, así que es muy interesante saber cómo las utilizan.

  • ¿Tienen enlaces a sus redes sociales desde su web? ¿Dónde?
  • ¿Utilizan otras funcionalidades sociales? Como, por ejemplo, compartir contenido.
  • ¿En qué redes sociales tienen actividad?
  • Analiza cada una de sus redes sociales para ver cómo tienen diseñado su perfil, qué información ofrecen, cuántos seguidores tienen, qué tipo de contenido publican, cada cuánto, qué interacción tienen, etc.
  • ¿Han tenido comentarios negativos? ¿Cómo reaccionan?
 

Analiza su estrategia de E-mail marketing

Lo habrás visto muchas veces, “el dinero está en la lista”. El e-mail marketing es una forma más privada de comunicarse con los clientes y, si se utiliza bien, puede convertirse en una fuente de ingresos constante.

Algunos puntos son:

  • ¿Promueven que los usuarios se suscriban? ¿Cómo lo hacen? ¿Ofrecen algo a cambio?
  • ¿Cada cuánto tiempo mandan email? ¿Qué tipo de información dan? ¿Diseño de la newsletter? (para esto tendrías que suscribirte).
 

Analiza su Posicionamiento orgánico (SEO)

Es decir, como consiguen que los usuarios lleguen a su web de forma natural.

  • ¿Qué palabras clave tienen mejor posicionadas? Para ello es muy interesante la herramienta Semrush.
  • ¿Cómo escriben sus meta títulos y meta descripciones?
  • ¿De dónde obtienen enlaces?
  • Velocidad de carga

En el análisis de la web ya hemos analizado otros elementos que influyen en el posicionamiento seo, como la estructura y la navegación.

 

Analiza su Posicionamiento de pago (SEM)

Con Semrush también puedes analizar si la empresa en cuestión realiza publicidad en Adwords, ya sea búsqueda, display o Shopping, qué palabras clave utilizan y cómo son sus anuncios.

 

Saca conclusiones

Una vez que tenemos todo esto detallado, toca analizarlo todo:

  • Qué están haciendo mal o regular. Piensa si tú también lo estás haciendo igual de mal porque, ya sabes, es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio. En ese caso trata de mejorarlo. Si tú no estás cometiendo ese error, plantéate si puedes hacer algo para aprovecharlo a tu favor.
  • Qué están haciendo bien. Ojo, esto no es para copiar, debe servir exclusivamente para inspirarte.
 

 

Utiliza toda esta información para diseñar una estrategia y, lo más importante, ¡aplicarla!

Y más importante aún si cabe, no te estreses. De nada sirve estar todo el día pendiente de la competencia si luego no tienes tiempo para trabajar en lo tuyo.

Mi consejo es que hagas este análisis solo en momentos puntuales en los que creas que de verdad te va a servir para mejorar. Luego, a lo tuyo.

 

 

Y nada más por aquí, espero que te haya servido. Si es así y quieres compartirlo, ¡muchas gracias! Y, por supuesto, te espero en los comentarios.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *